¿Quieres saber más?

Contacte con nuestros técnicos.

Laminar y Macizo

Por qué elegir el sistema Laminar y Macizo

Este sistema constructivo garantiza la realización de coberturas de madera de varios tamaños y diferentes niveles de complejidad, respetando esquemas estáticos particulares y transfiriendo a los cimientos las acciones verticales y horizontales, en algunos casos a través de elementos en materiales tradicionales.

Una cobertura de madera resistente y versátil

Las peculiaridades de la madera laminada y las conexiones entre los distintos elementos, permiten alcanzar luces de los arcos de más de 30 metros y crear grandes coberturas sin afectar la planimetría del edificio con incómodos apoyos intermedios.

Elevados niveles de aislamiento y resistencia

En base a los requerimientos térmicos, el techo se completa con el paquete de aislamiento y el recubrimiento final. Las armaduras se pueden realizar de muchas formas diferentes: la vigueta superior determina la forma del techo, mientras que la inferior se puede adaptar a las necesidades arquitectónicas, estáticas o de uso. Los nudos de los reticulares se pueden realizar con placas metálicas unidas a la madera con tornillos y clavijas, con juntas madera-madera, mediante fijación directa con tornillos normales o con tornillos roscados.

Al tratarse de elementos muy esbeltos, los reticulares o travesaños de madera deben estar arriostrados por elementos de madera o acero que eviten la inestabilidad lateral fuera del plano.